lunes, 24 de octubre de 2011

Primer encuentro norteño de tejedoras



Hola a todos, (lo siento, odio el uso de la arroba para englobar a féminas y machos)

Aquí reaparezco con la crónica de nuestra asistencia (Ana e Irene) al primer encuentro norteño de tejedoras que se celebró este fin de semana pasado en Lamuño, Asturias.

Sólo puedo decir cosas buenas y bonitas. Empezando por el trato de la gente de la organización, en especial Ana de Téjeme a la que volví loca a mensajes, mails y demás y que fue súper amable y atenta, por la localización, los profesores, los materiales, los talleres, los asistentes... estuvo todo genial!

El grupo burgalés llegamos bastante repartido, porque yo fui desde Madrid en tren hasta Oviedo y de allí al aeropuerto que era el lugar más fácil de llegar en el que me podían recoger en bus. El coche escoba había recogido ya a otra parejita (Sara y Jose) en Cudillero y juntos fuimos a ver una de las casitas rurales donde se alojaban parte de los asistentes (por cierto PRE-CIO-SA), cenar de tapitas asturianas (descubrí la sangría de sidra, qué cosa más rica!) y traslado al hotelito rural donde nosotros teníamos hueco. Precioso también, una antigua sastrería hoy reconvertida en hotel pero que sigue conservando ese encanto... chulísimo.

A las taitantas llegaron el resto de burgaleses (Irene, Tapia y Cacho) y entre cenar y echarnos unas risillas, pues dijimos adiós al viernes.

El Sábado fue el día gordo-gordo. Teníamos que estar a las 11 en el sitio donde iban a ser los talleres y cuando llegamos me sorprendió la cantidad de gente que eramos, como unas 20 asistentes (así que conozcamos o podamos conocer: Ana de téjeme, Anisor de Guirigó, Laura y Cristina de la quedada puce-lana, Marga de Greta and the Fibers, Ana del Corner Rowan de Coruña y creo que yo no conocía así directamente a nadie más) (Por cierto Nekane hija, te conoce todo perro pichichi, era decir tu nombre y todos hacían ¡Ah, claro, Nekane!), unos 7 profes o así, el equipo de asistencia (Manuel y Luis principalmente) y los sufridos acompañantes que se fueron de turisteo por la zona.

Empezamos con una charla sobre el lavado de la lana, de manera natural, el secado, el cardado y el hilado.


 Estuvimos haciendo pruebas del cardado y es una labor más que entretenida la verdad. Y no os quiero contar el hilado... qué tema. Empezamos por los husos, que se usan de una manera  intuitiva, me convencieron bastante. 

Y luego pasamos a la rueca, cosa que todas vimos como gran invento y avance y... es complicadérrima de utilizar: rueda para donde quiere, no enrosca, se te rompe la fibra... qué horror!!! Bueno, maticemos, qué horror si es la primera vez que la usas y sólo estás 5 minutos... que es que una es muy impaciente. Así que digamos que me quedo con los husos.

Después estuvimos hablando de tintes naturales y nos dieron las madejas con las que tejer algo que por la tarde íbamos a afieltrar. Efectivamente, madejas. Así que allí estuvimos todo quisqui dale que dale haciendo ovillos. Obviamente nos fuimos a comer y todavía no habíamos terminado (por lo menos nosotras) de ovillar.

Comida-comilona en un restaurante de otro de los pueblitos, con pote, fabada, carne guisada, picadillo, lomo, patatas y postres caseros tipo natas vaqueiras, arroz con leche y tarta de queso. Qué jartá de comer madre.

Vuelta y para empezar y mientras empezábamos a tejer tuvimos una presentación muy interesante de una pareja asentada en el valle del Pas que están empezando a criar alpacas para la producción de fibra. ¡Qué interesante! Partiendo de que la alpaca es un bichillo a simple vista adorable y suave, tiene unas costumbres vitales (como que paren cuando las da la gana o que no tienen celo) bastante peculiares y además es bastante trabajoso conseguir un rebaño ¿se dirá rebaño? con unas características excepcionales en cuanto al pelaje se refiere. No os he contado que la que ha montado la empresa es una chica inglesa que se llama Allison que habla el castellano que no veas... la explicación nos gustó muchísimo y la freímos a preguntas. Y lo mejor, la "lana" de la alpaca. ¡Ay madre! Os juro que es como tocar una nube... qué pasada. Bueno, una nube negra, porque ese es el color que están trabajando ellos...

Como claramente no nos daba tiempo ni de broma a acabar el tejerismo, hicimos un ejemplo de afieltrado con un bolso que estaba ya hecho y que era la muestra. Qué tela y yo pensaba que lo de afieltrar era facilísimo, en plan: lo metes a la lavadora con agua caliente caliente y al rato... taráaaan tu objeto afieltrado. JA-JA. Repito. JA-JA.

Tienes que hacerlo un día de cabreo o después de haberte tomado un red bull, porque te escaldas las manos, le tienes que meter al trapo una somanta palos que no veas y se te cansan los brazos una barbaridad. 

Ahora sí, es cierto, el resultado merece la pena. Es flipante ver cómo va cambiando de tacto, de peso, de forma, de tamaño... muy guay.

Para rematar la jugada lo dejamos tiñendo en un batido de remolacha recientito... el color tenía una pinta estupenda, pero aún no sabemos el resultado porque hay que dejarlo reposar varias horas.

Y yyyy como colofón final, estuvimos "incrustando" dibujos en el fieltro. No tengo ni idea de cómo se llama esa técnica, pero me encantó. Me encantó mucho. Coges fibras de lana, una aguja de afieltrar y le das velocidad... bueno, quedan unos apliques chulísisisisimos. Tengo un montón de ideas bulléndome en la cabeza... intentaré tener resultados en breve.

Cena de espicha y delicias astures en otra localización. Igual de estupendamente.

Y al día siguiente nos fuimos a hacer una visita guiada por Hugo, el único tejedor valiente que se quedó con nosotras todo el tiempo, a Cudillero. Yo ya había estado el año pasado, pero reconozco que guiado es mucho más interesante.

Como remate hicimos un urban knitting en el puerto (no veáis qué fotogénico es todo cuando tienes el mar detrás), formado por un montón de cañas con unos pececitos 


y los que habíamos hecho cuadraditos, forramos barandillas y farolas. 


Bueno, yo había hecho un cuadro extrañusco a la buena de dios, que se enrollaba sobre sí mismo, y al final fue transformado en medusa y pescado también.


Espero que os guste, después de la chapa que os he metido.

Ah! Sí, otra cosita... las de En Punto o a y Media llevamos unos pequeños regalitos de promoción (sí, la foto se ve como el culete, pero creo que ya os hacéis una idea) para los asistentes, que tendréis la oportunidad de disfrutar esta semana... ;)



Ah! 2: Este puente voy para Burgos y no tengo scouts por una vez en la vida, así que... ¿quedamos???

Ah! 3: Nekane... ¿no eras tú la que tenía 2 vellones de lana en su terraza???? Pues se me ocurre cómo empezar a darles salida...

Irene, comenta todo lo que se me haya olvidado o pasado, porfa.
¡Un beso!

9 comentarios:

San dijo...

Pero como os lo pasáis!!!ay ay que chulo todo. Pos claro quedamos este finde-puente!

De momento tenemos quedada el miércoles.Con lo que hablemos decidimos para quedar el finde.

Me encanta el urban knitting "pescao"jaja.

Chapitassssssssss

Esther dijo...

Oh, si, quiero escuchar en persona todas esas aventuras laneras, cuando quedamos ? domingo , lunes o martes?

fifilota dijo...

¡¡El congreso ha estado genial!! ¡¡Yo ya tengo ganas de repetir!!
Cris

cybernekanekane dijo...

Joer, no me deja publicar comentariosss

cybernekanekane dijo...

Ay, este internet está loco. Decíaaaaaaa...por enésima vez...que los vellones ya pasaron a mejor vida hace tiempo, parte se fueron a la basura y parte formaron parte del regalo de boda que le hicimos a una amiga tejedora de Zaragoza.
Respecto a que me conoce todo el mundo, joerrrr, va a resultar que soy famosa, jejejeje
Y respecto a que me dais una envidia que te cagas y me tenía que haber animado a ir...pues sí, pero era tanta paliza para tan poquito tiempo, y pasta y de tó, pero bueno, al próximo me apunto fijísimooooooo
Y ná, que si voy por Burgos en el puente os aviso para quedar, ¿ok?

Ana dijo...

Chupi! Pues entonces nos vemos cuando prefiráis, el sábado preferiría que no, pero cualquiera de los otros días me da igual.
Ha estado realmente genial y por todo lo que hemos hecho ha sido muy barato... si hay veces que sólo por el alojamiento de un día ya te gastas eso :(
Y lo de los vellones... qué penita, pero creo que puedo apañar otro algo... no para hacerlo de continuo, pero probar una vez sí que me apetece.
Un besote

Laurix dijo...

¡qué guay la crónica! La verdad es que ha estado fenomenal!!! yo ya tengo ganas de que llegue le segundo .-)

vanessa dijo...

vaya trajines!no se si tendria paciencia para eso, la verdad, pero bueno, una cosa mas que ya sabeis no?asi podreis usarlo en alguna ocasion!un besazo

Anisor dijo...

Heey! Ese cuadrito en verdes salió de mis agujas! Que ilusión!
Que bien lo pasamos! Hay que repetir!