jueves, 22 de abril de 2010

Atención - Warning - Atchung!!!

Noticia importante de última hora:

Ayer estaba paseando con Cacho por Gamonal y al pasar por G2 nos dimos cuenta de que era día de mercadillo y yo quería mirar unas zapatillas que vi hace dos Domingos y no me compré.

Total, que fuimos para allá y el señor zapatillero no estaba ¿Pero quién sí que estaba? Efestivamente, nuestro querido Gitano de las Lanas, bueno, él no, su señora, que es mucho más maja, dónde va a parar.

¿Y qué tenía? Lanaaaaaaaaaaaaa.

Mucho mejor aún, tenía también algodón, fibras fresquitas y algo que no supe identificar si eran fibras vegetales o qué.

Nada más que me vió la buena mujer me dijo: Ay, revuelve lo que quieras, te metes para adentro que hay sacos, bla bla bla. Y después de un rato me contó que la visita que hicieron Nekane, Hookman (como le llama Nerea) y Nerea, fue un revulsivo en su mente, porque ellos realmente habían pensado que lo de las lanas ya estaba terminado para el año que viene, pero vuestras lágrimas les hicieron comprender que por ponerlas residualmente pues unos duros les caerían, en especial si nosotras mismas pasamos por allí. Ellos han decidido implementar su negocio vendiendo abanicos, que es mucho más veraniego, dónde va a parar...

Así que se las han endilgado a su suegra, que es una señora que se pone siempre al lado y que tiene un batiburrillo de botones, cintas de cortina, bobinas de hilo y etecé.

Y ya como que les da igual y lo cobran todo a 2 x 1€.

Lo dicho, que yo me fui de allí con un puñado de burruños (imposible llamarlo madejas) de algodones de colores y una madeja de esa cosa extraña vegetal que me pareció como muy a propósito para un sombrero de verano.


O sea, que si el Domingo vais, probablemente esté la señora suegra con los montones por allí.

Y, como vosotras mismas ya habéis adivinado, esta foto no es la auténtica, pero no tengo una foto de mi montoncillo y como los post quedan mejor con foto pues..
----------------------------------------Actualización-------------------------------------------
Para las que os habéis enamorado de esa otra foto, lo siento, no son las lanas que compré, éstas son las que compré.
Yo creo que tampoco lucen tan mal una vez ovilladas, pero la mayoría estaba enmarañada como la azul que véis en el medio.
La cosa brillante de la izquierda es eso fibroso-vegetaloso de lo que os he hablado.

1 comentario:

cybernekanekane dijo...

Jajajajajajajaja, ya estaba pensando en decirte que me comprases a porrillo de esas, jajajajajaj, las he visto tan colocaditas y con unos colores tan bonitos que parecen mi stand del corte inglés, jijijijijijiji. Qué lástima que hookman no viese las lanitas, buaaaa, ahora quiere saquear parte de mi alijo, ¿os lo podéis creer? Un besote.